El Buque Escuela "Esmeralda" espera en su puerto

Todos los años el Crucero de Instrucción que realiza la "Dama Blanca" resulta ser un hito para la Institución y para los Guardiamarinas y Gente de Mar que son parte de él. Sin embargo, este año los jóvenes han debido cambiar la navegación por mares desconocidos, por cumplir con el deber de salir a la calle para ayudar a evitar la propagación del Covid-19 en la región de Valparaíso.

Imagen foto_00000007El 10 de mayo se tenía planificado dar inicio al XLV Crucero de Instrucción del Buque "Escuela Esmeralda". A esta altura irían navegando rumbo a Panamá, donde habrían recalado el día 29 de mayo en Balboa, su primer puerto oficial.

La travesía, además, los habría llevado a puertos en Europa y el Mediterráneo, dentro de ellos Mónaco, el cual se visitaba por primera vez en la historia del buque. El regreso sería por la costa Sudamericana hasta llegar a Punta Arenas, donde junto a otros grandes veleros, se esperaba celebraran los 500 años del descubrimiento del Estrecho de Magallanes. Sin duda, un viaje que resultaba muy atractivo para todos, pero que la expansión del Covid-19 suspendió a comienzos de marzo.

Imagen foto_00000001El Comandante del Buque Escuela "Esmeralda", Capitán de Navío Mauricio Arenas, comenta que "a la fecha aún se analiza la evolución de la emergencia sanitaria para decidir si más avanzado el año se realiza un Crucero de Instrucción adaptado a la realidad que se viva, y que permita cumplir con la labor formativa de nuestros Guardiamarinas y Marineros, ya que no podemos olvidar que la 'Esmeralda' cumple un rol formativo importante y fundamental en nuestros Oficiales y Gente de Mar".

En un primer momento existió un grado de tristeza y decepción por parte de la dotación ante la decisión de suspender el Crucero, ya que para muchos chicos implicaba su primera salida al extranjero y para los Guardiamarinas "el broche de oro" de 4 años de considerable esfuerzo y sacrificio en la Escuela Naval. No obstante, las prioridades personales, institucionales y nacionales se reordenaron totalmente con la propagación del Coronavirus en nuestro país.

 

"Ahora debíamos abocarnos por completo a sacar adelante esta situación y la Armada colocó todo el énfasis en la Emergencia Sanitaria sin dejar de lado, por supuesto, sus importantes obligacioImagen foto_00000003nes en el ámbito marítimo que abastece y provee de suministros a la población. La dotación, entonces, 'se puso las pilas' para colaborar y también cuidarse. Como Comandante, mi deber fue transmitirles lo importante que era sacar esto adelante para que el país retome su curso el día de mañana, manteniendo el ánimo en alto, entrenándonos en maniobras y navegación, y colaborando de forma concreta ante las nuevas necesidades", explica el Oficial.

¿Qué pasó entonces? La dotación del BE "Esmeralda" fue designada para realizar labores de apoyo ante el Estado de Catástrofe en la región de Valparaíso a cargo del Jefe de la Defensa de Valparaíso, Contraalmirante Yerko Marcic, cumpliendo funciones que van desde fabricar mascarillas, en el caso del Sastre del buque, hasta el control del cumplimiento de las medidas sanitarias adoptadas en las calles.

Imagen foto_00000008Sin embargo, el Comandante Arenas enfatiza que "en la medida que se vaya materializando el retorno paulatino a las actividades normales que ellos mantienen durante este año en la Academia Politécnica Naval, está contemplado que retomen sus clases y, en algún momento del segundo semestre o quizás del tercer trimestre, se presenten a bordo para iniciar su período de instrucción en la 'Esmeralda'. Pero esto es una idea inicial. De todas formas se debe ver cómo evoluciona todo. Estamos frente a la mayor emergencia sanitaria de los últimos 100 años y, por cierto, debemos actuar a la altura de las circunstancias".

Esto, porque la Armada de Chile está consciente de lo importante que resulta este año en la formación futura de toda la dotación, ya que serán ellos quienes lideren la Institución, pero aún así la seguridad de los jóvenes es siempre la primera prioridad.

Imagen foto_00000005"Esta situación nos entrega importantes lecciones de vida a los marinos y, en general, a todos los chilenos. Aquí hemos aprendido de las prioridades en la vida y también de la fuerza de la naturaleza; hemos aprendido a apreciar cosas que las dábamos por seguras; nos volvimos a encontrar o aprendimos a valorar a otros. Todas lecciones parecidas a las que te entrega la vida en el mar", reflexiona el Capitán de Navío, para luego agregar: "una frase que decía nuestro máximo héroe naval Arturo Prat y que se la repetí a mi dotación el día que les comuniqué que el Crucero se suspendía, fue aquella que dice: 'Dios nos guía y lo que ocurre siempre es lo mejor que puede pasar'. Así que pase lo que pase deben tener la certeza que tendrán todas las oportunidades en el corto, mediano y largo plazo, para ser los grandes marinos que nuestro país merece".

En cuanto al futuro del Buque Escuela "Esmeralda", su Comandante cuenta que será sometido a un proceso de recuperación y modernización en los Astilleros de ASMAR Talcahuano por un período mayor de lo normal. "Después de todo, nuestra 'Dama Blanca' es una señora de 66 años con 65 cruceros a cuestas por el mundo y que merece un cariño para que nos acompañe a todos los chilenos por muchos años más".